Cine y autolavados

Aunque suene descabellado, el lavado de vehículos también está vinculado al mundo cinematográfico y del espectáculo. Si le parece que ambas actividades no tienen nada que ver una con la otra haga, memoria acerca de cuántas veces ha visto escenas donde aparece un autolavado como escenario de la acción, o cuántas veces el protagonista ha tenido que hacer un lavado de carro para conseguir un objetivo. Si no recuerda ninguna aquí le refrescamos:

  • La Leyenda del Indomable. Un clásico del norteamericano, postulado para 4 premios Oscar. Estrenada en 1967 y protagonizada por el inolvidable Paul Newman. Este film cuenta la historia de Luke, un presidiario que se va convirtiendo en líder de grupo a medida que va superando las duras pruebas que se le imponen durante su reclusión.

Allí se muestra una escena, catalogada como el mejor y más memorable “carwash” femenino, interpretado por la actriz Joy Harmon, quien se encarga de subir los ánimos de los reclusos haciendo un baile frente a ellos con agua, jabón, manguera y un coche.

  • Bad Teacher. Protagonizada por Cameron Diaz. Cuenta el desempeño como docente de una profesora que no es precisamente un buen modelo a seguir, y que ofrece sus servicios como sensualísma “carwasher” a fin de recaudar fondos para una buena causa. Esta escena sirvió para imponer el estilo Bad Teacher Wash que actualmente ofrecen algunas féminas a quienes están interesados.
  • Divina pero peligrosa. Le toca el turno a la famosa Liv Tyler, estrella de El Señor de los Anillos, quien protagoniza en este film un “carwash” en el que literalmente pone a babear a tres de los protagonistas, quienes no disimulan el hechizo bajo el cual los subyuga la joven actriz.
  • Niños Grandes 2. Esta vez quienes protagonizan el lavado de carro son un grupo de chicos, pero el resultado lejos de ser incitante, termina siendo un bizarro espectáculo.
  • Carwash. También de 1976, dirigida por Michael Shultz y protagonizada por Richard Pyor.