Equipos e instrumentos en un autolavado

Si lo que se quiere es que el vehículo quede reluciente, como recién salido del concesionario, entonces se necesita mucho más que una esponja enjabonada, una manguera y un trapo. Existe una gran cantidad de equipos y productos que son utilizados por los autolavados para dar un mantenimiento de acabado profesional que deja los carros como nuevos.

No puede faltar en ninguno de estos centros especializados los químicos especiales que ayudarán en el proceso de limpieza, tales como el detergente, la cera de pulido, las siliconas, los restauradores y demás productos que se utilizan para dar una apariencia que difícilmente se

logrará haciendo todo el procedimiento en casa. En cuanto a la maquinaria utilizada, ésta varía según el estilo de servicio que se ofrezca.

El sistema de lavado tradicional requiere de personal que ejecute manualmente las tareas de limpieza, obteniendo resultados minuciosos pero con un proceso mas lento. Los sistemas automáticos de lavado utilizan equipos dispuestos de manera tal que el vehículo realiza un recorrido a través de ellos, saliendo impecable en menos de la mitad del tiempo.

Los equipos automatizados cuentan con máquinas de diferentes capacidades, que generan espuma limpiadora de consistencia cremosa para eliminar la suciedad de los vehículos. También tienen hidrolimpiadoras profesionales que se encargan de expulsar el agua a alta presión a través de una manguera conectada a una pistola reguladora.

Luego están las aspiradoras para limpiar el interior de los autos, capaces de soportar desechos húmedos. También hay máquinas de vapor que expelen de forma dosificada, lo cual es ideal a la hora de limpiar los motores, los ductos de aire acondicionado y para desodorizar la tapicería, ahorrando una gran cantidad de litros de agua. Además, pulidoras para dejar la carrocería reluciente y compresores con potentes motores que darán energía a máquinas de espuma, pistolas dispensadoras de agua y diversos aparatos en el área de secado.